top of page

Descifrando el Misterio de las Estatuas Cambiadas en Lisboa (Don Pedro o Maximiliano)

Actualizado: 18 may


Estatua Don Pedro , Rossio , Lisboa

En la encantadora ciudad de Lisboa, donde cada calle cuenta una historia y cada esquina esconde un secreto, existe un misterio que ha desconcertado a locales y visitantes por igual: el enigma de las estatuas cambiadas. ¿Cómo es posible que una estatua termine en el pedestal equivocado? Acompáñanos en este viaje para descifrar el enigma y explorar el lado más curioso de la capital portuguesa.

 

La Plaza Rossio y el Pedestal Equivocado

 

En el corazón de Lisboa, en la emblemática Plaza Rossio, se alza un pedestal majestuoso, casi tan alto como los edificios circundantes. En la cima, se espera encontrar la estatua de Don Pedro IV, pero ¡qué sorpresa aguarda a quienes alzan la vista! Una figura que se asemeja más a Papá Noel que al monarca portugués.

 

El Misterio Revelado: Don Pedro o Maximiliano de México

 

Don Pedro no es don Pedro, ¡sorpresa! La estatua en el pedestal resulta ser el emperador Maximiliano de México. Según la leyenda local, se dice que al escultor francés Elías Roger le llegó hasta París el encargo de esculpir en bronce a don Pedro IV para que adornara la plaza lisboeta. Se la encargaron con urgencia y el escultor necesitaba dinero. Había terminado la estatua de Maximiliano de México y, pensando que un emperador bien puede representar a otro, porque don Pedro también lo había sido de Brasil, remitió la estatua de Maximiliano a Lisboa y desde entonces está ahí fingiendo que es don Pedro. Sea historia o leyenda, lo cierto es que contribuye al misterio de la plaza.

 

Las Estatuas como Refugio y Broma

 

Este curioso incidente nos lleva a reflexionar sobre el verdadero propósito de las estatuas en nuestras ciudades. ¿Son simplemente monumentos destinados a honrar a los muertos y conmemorar la historia, o pueden ser algo más? En Lisboa, parece que las estatuas cumplen una amplia gama de funciones, desde servir como refugio para pájaros callejeros hasta convertirse en el centro de bromas y sátiras por parte de los lugareños.

 

Al final del día, las estatuas nos recuerdan que la vida está llena de sorpresas y absurdos. ¿Quién hubiera pensado que una simple estatua podría desencadenar tantas risas y reflexiones? Además, si estás buscando explorar este fascinante enigma y otros secretos de Lisboa, ¡no te pierdas el recorrido de Lisboa de Spain Walking Tours! Desde Lisboa, nos despedimos con una sonrisa en los labios y un saludo desde el mundo de las estatuas curiosas y las leyendas divertidas.

 

 

38 visualizaciones1 comentario

1 commentaire

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
Invité
20 avr.
Noté 5 étoiles sur 5.

Interesante historia de Lisboa si señor!

J'aime
bottom of page